Metro de Madrid localiza nuevas piezas con amianto en dos modelos de trenes antiguos de las líneas 1,6 y 9

Metro de Madrid localiza nuevas piezas con amianto en dos modelos de trenes antiguos de las líneas 1,6 y 9

Este descubrimiento se suma a los hallazgos de amianto en la pieza conocida como 'apagachispas' y en otros dos aislantes que se han localizado en material móvil

EL MUNDO.

Metro de Madrid ha comunicado este martes que se han hallado nuevos materiales con amianto en en coches de los modelos 2000 y 5000 segunda clase, que son unidades de las más antiguas y prestan servicios en las líneas 1, 6 y 9 del suburbano, según ha informado la empresa en una circular.

En concreto, el mineral ha aparecido en una placa aislante situada en el conjunto de la estufa de calefacción de las cabinas de conducción intermedias de los modelos 2000. En el caso de los trenes modelo 5.000, el amianto ha sido localizado en una placa de aislamiento de la canalización de los pasacables de alta tensión, que está "encastrada y confinada" en el interior de los coches.

Estos hallazgos se han producido un día después de que el Sindicato del Colectivo de Maquinistas de Metro de Madrid (S.C.M.M) anunciara que están valorandoconvocar nuevos paros, entre otras cosas, por la mala gestión de la crisis del amianto.

Según ha informado Metro, en el caso de la pieza con amianto localizado en el modelo 2000 A, la placa de aislamiento se encuentra "totalmente confinada" en el interior de la estufa ubicada en cabina y por lo tanto, "no es accesible y manipulable".

No obstante, de cara a prevenir posible exposición o contacto con el mineral, cuya presencia en el suburbano madrileño adelantó EL MUNDO el pasado febrero a raíz de la denuncia de un operario afectado, se ha procedido a la "suspensión temporal" de los trabajos de mantenimiento preventivo y correctivo sobre la estufa de calefacción afectada y se "prohíbe" el encendido de este equipo, procediendo a su desconexión y quedando fuera de servicio.

En lo que respecta a los modelos 5000, la compañía ha recalcado que la aparición de amianto en la placa aislante del cableado "no tiene ninguna implicación en el mantenimiento preventivo y correctivo", por lo que esté continuará con normalidad. Sin embargo, sí se ha prohibido realizar cualquier tipo de operación de mantenimiento que implique el "taladro o perforación" de zonas en las que se ubiquen estas piezas.

En el caso de la pieza localizada en coches del modelo 2000, destinados a la línea 1, el elemento está presente en una cabina intermedia de conducción que se encuentra en medio de los trenes, no en la que utiliza el maquinista. Es una pieza dentro de una estufa "no manipulable" por los conductores.

Metro ha asegurado que se está revisando todos los componentes de su material móvil "hasta el último rincón" para localizar piezas con este material, dentro del plan de desamiantado impulsado por la compañía, para el que se han destinado 140 millones de euros.

Tras detectar estos elementos, se ha procedido a comunicar esta situación a los empleados, en el marco del protocolo sobre presencia de amianto. No obstante, Metro de Madrid recalca que la presencia por sí sola de este material no es "peligrosa" y no hay riesgo de exposición para los trabajadores y mucho menos para los usuarios.

Artículos relacionados

image title here

Some title